Renting Tecnológico

Renting de Equipos Informaticos y su Software

Cualquier empresa, si quiere ser competitiva, no puede dejar de incorporar a sus filas las últimas tecnologías de la información disponibles. Pero las inversiones que hay que realizar para estar a la última resultan, en ocasiones, prohibitivas para no pocas pequeñas y medianas empresas.

Ahora, si quiere renovar su infraestructura tecnológica sin tener que realizar un gran desembolso económico y adquirir esos recursos, podrá contar con el renting de equipos informaticos, que permite a las empresas adquirir los equipos que desea sin tener que pagar los mismos al contado.

¿POR QUÉ UN RENTING TECNOLÓGICO?

  • Solución completa. Un mismo contrato de renting puede contemplar el alquiler de opciones de hardware, de software y de servicios.
  • Simplificación de los trámites administrativos. La negociación para todo el equipamiento informático y tecnológico se realiza con un único interlocutor. Y todo se resume en una única factura.
  • Unificación de servicios. Inclusión en el mismo contrato de toda clase de servicios de valor añadido: mantenimiento, garantías, seguros, etc.

Si quiere tener un parque informático renovado cada 36 meses (por ejemplo) este es el renting ideal, porque no tendrá que pagar nada de intereses.

VENTAJAS ECONOMICAS

  • Protección contra la obsolescencia. Este es un riesgo elevado cuando se invierte en tecnologías de la información, ya que el plazo de amortización en soluciones de esta índole es relativamente corto.
  • Eliminación de los costes asociados al fin de la vida útil de los equipos. Esta situación se evita devolviendo los dispositivos al arrendador. De este modo, la reducción del coste total de propiedad, asumiendo esta forma de alquiler, puede alcanzar el 15%.
  • Exención de riesgos económicos como el valor residual o la inflación. Son asumidos por la compañía de renting como única propietaria de los bienes.

VENTAJAS FISCALES

  • Las cuotas son deducibles del Impuesto de Sociedades. El importe es deducible en su totalidad, por contabilizarse como gasto. Por el contrario, en la compra, el bien se amortiza por el plazo mínimo, según tablas anuales, deduciéndose únicamente por la parte amortizada cuando se ha desembolsado el 100% del precio del bien. 
  • El IVA se devenga en su totalidad. El cliente lo soporta repartiendo los pagos en concepto de arrendamiento durante el periodo contractual.
  • Alineación de los pagos con los ingresos. Permite equiparar los pagos mensuales por el uso de un activo con los beneficios económicos de la tecnología empleada. Los pagos se pueden distribuir a lo largo de la vida económica del activo.
  • Mejora del control de los activos. Este tipo de arrendamiento permite efectuar imputaciones internas de costes.

¿Más Información?

Ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas

Back to Top