Muchos de nosotros recibimos multas tarde o temprano, por lo que es posible recibir una notificación con una de estas sanciones. Aunque Tráfico jamás pediría tus datos personales ni bancarios por correo electrónico.

Ya nos alerta la Dirección General de Tráfico sobre estas prácticas que se están volviendo tan comunes.

Lo llaman el “timo del radar” y consiste en recibir un correo en el que nos avisa que hemos sido multados. Este correo trae un link en el que supuestamente nos redirige a la foto acusadora. Es muy fácil picar en este tipo de estafas, sobretodo para la gente más inocente.

Estos links nos redirigen a un portal de descarga automática en el que se instalará un malware en nuestro dispositivo. Este virus es capaz de hacerse con las contraseñas, incluisive con las de las tarjetas y cuentas bancarias.

 

La multa falsa es muy parecida a la real e incluye datos incluso como el lugar de la infracción. La DGT ha insistido en no enviar las infracciones ni en solicitar datos por correo electrónico.

Por lo tanto, mucho cuidado con esta estafa.